LLevan un Core i7 8700K a 7,45 GHz con todos los núcleos activos

Intel se ha mantenidocon  la estrategia habitual y todos los procesadores Coffee Lake que traen el distintivo “K” están listos para ser overclockeados. Las frecuencias que podremos conseguir dependerán de muchos factores, pero los expertos en overclock extremo han confirmado que tienen un gran potencial ya que han podido subir un Core i7 8700K a 7,45 GHz.

Para poder elevar la frecuencia de trabajo de un Core i7 8700K a 7,45 GHz fue necesario utilizar nitrógeno líquido como sistema de refrigeración y tener suerte con el chip, ya que como sabrán no todos los procesadores de una misma familia salen exactamente igual.

Esto quiere decir que aunque de una misma oblea de silicio salgan todos los chips funcionales y con el mismo número de núcleos no todos tendrán el mismo potencial de overclock. Las diferencias pueden ser pequeñas, pero cuando nos movemos en márgenes tan extremos pueden ser suficiente para romper récords aunque sea por la mínima.

Esos 7,45 GHz se han conseguido manteniendo activos todos los núcleos e hilos del procesador, lo que significa que tenemos seis núcleos funcionando a más del doble de su frecuencia base y los doce hilos que permite la tecnología HyperThreading de Intel.

Si se preguntan qué posibilidades de overclock ofrece el Core i7 8700K a un usuario normal diremos que según los análisis que hemos podido ver rondan entre los 4,8 GHz y los 5,2 GHz, cifra ésta última que sólo ha sido viable con sistemas de refrigeración líquida y manteniendo temperaturas para nada recomendables (90 grados).

información: HWBOT.

Como identificar los procesadores Intel

Guía completa para identificar los procesadores Intel y no morir en el intento

Identificar los procesadores Intel no es tarea sencilla ante el inmenso número de modelos, series, generaciones, arquitecturas y plataformas distintas que tiene en el mercado. Y es necesario saberlo para conocer sus características y también a la hora de comprar el que mejor se ajuste a nuestras necesidades o sea compatible con la placa base donde lo vamos a montar.

Nos vamos a centrar en identificar los procesadores Intel y lo que significa cada una de las partes del esquema alfanumérico que emplea la compañía para su comercialización. El número de modelo no es el único aspecto a valorar en la compra de un procesador, pero es el punto de partida a la hora de elegir el ideal para nuestras necesidades.

Un número de procesador más elevado en una clase o familia de procesadores suele indicar más características, pero puede significar más de una y menos de otra.

Vamos con ello diferenciando cada una de las plataformas por fecha de lanzamiento.

Coffe Lake – Kaby Lake R

En los últimos meses, Intel ha acelerado el lanzamiento de nuevas plataformas, seguramente ante la mejora ofrecida por AMD con los Ryzen. Así, ha anunciado la octava generación de procesadores Core, que para complicar las cosas llegarán al mercado en dos arquitecturas “Kaby Lake Refresh” y “Coffe Lake”, incluso con arquitecturas distintas y procesos tecnológicos de fabricación en 14 nm+ y el estreno de los primeros 10 nanómetros en ordenadores personales.

De momento, sólo han llegado al mercado una serie para portátiles, pero en los próximos meses se comercializarán otras cuantas para todos los segmentos de mercado.

  • Serie Y: dispositivos muy pequeños y ligeros sin ventiladores.
  • Serie U: portátiles, convertibles, PCs y equipos de bajo consumo.
  • Serie H: portátiles y estaciones de trabajo donde importa más el rendimiento que el consumo.
  • Serie S: los procesadores para PCs de escritorio, incluyendo los todo en uno y los equipos “mini”.

En la imagen de uno de los modelos de octava generación nos muestra el esquema alfanumérico utilizado por Intel. Lo veremos al detalle más abajo porque todavía no conocemos todos los modelos, aunque se confirma que sigue el formato empleado hasta ahora.

Kaby Lake

Es la séptima generación de procesadores Core y como los anteriores, ofreció modelos para todos los segmentos de mercado. 

La imagen es muy explicativa de cada una de las partes del esquema alfanumérico empleado. Las revisamos en detalle:

  • Marca Intel (Core, Pentium, Celeron…)
  • Modificador de marca (i7, i5, i3…).
  • Indicador de generación, en este caso el número 7 que corresponde a la séptima generación de procesadores Core conocida como “Kaby Lake”.
  • Dígitos numéricos SKU (Stock-keeping unit o número de referencia). Identificador usado para el seguimiento de un producto. Un mayor número suele reflejar mayores prestaciones.
  • Sufijos opcionales que representan la línea de procesadores:
    • K”: Sobremesa – Multiplicador desbloqueado para facilitar overclocking
    • T”: Sobremesa – Optimizado para la potencia
    • HK”: Portátil – Gráficos de alto rendimiento y Multiplicador debloqueado
    • H”: Portátil – Gráficos de alto rendimiento
    • HQ”: Portátil – Gráficos de alto rendimiento y CPU de cuatro núcleo
    • U”: Portátil – Consumo bajo
    • Y”: Portátil – Consumo ultra bajo

Skylake

La sexta generación de procesadores Core. Como los anteriores se comercializaron en varias marcas (Core, Pentium, Celeron…) y modificadores (i7, i5, i3…), El número 6 es el indicador de generación y también incluye los sufijos correspondientes. Broadwell y Haswell

Muy similares a los anteriores, utilizan un esquema alfanumérico basado en la generación y la línea de productos, precedido de la marca y su modificador, en su caso.

El indicador de generación número “5” corresponde a la quinta generación de procesadores Core, nombre en clave Broadwell. La serie añade otros sufijos distintos que ya no se usan en las últimas generaciones como “C” (multiplicador desbloqueado y alto rendimiento gráfico) y “R” (ofrecido en socket BGA1364 – Mobile).El numero de generación Haswell es el número “4” que corresponde a la cuarta generación de procesadores Core. Para esta generación el número de sufijos es superior, siempre con una o dos letras que indican si se trata de micros destinados a sobremesa o portátiles, multiplicador desbloqueado, alto rendimiento o ultra bajo voltaje.

Xeon Mobile

El lanzamiento de los primeros procesadores para estaciones de trabajo profesionales portátiles la serie Xeon llegó con la generación Skylake. El nuevo sistema de numeración de procesadores es una representación alfanumérica de la línea de productos, de la familia de productos y de la versión. El número de versión no se utilizará en la primera generación de procesadores. El sufijo de línea de producto incluye la letra “M” para definir que están destinados a estaciones de trabajo móviles.

Resto de procesadores Intel

El resto de procesadores Intel son más sencillos de distinguir por su menor número de modificadores.

Core M (ultrabajo voltaje para tablets, 2 en 1 y convertibles) que utilizan un esquema alfanumérico seguido del modificador. En algunas ocasiones, al final del nombre del procesador se incluye un sufijo alfabético que representa la línea de procesadores:Intel Pentium incluyen un prefijoalfabético seguido de una secuencia numérica de cuatro caracteres. Todos son procesadores de doble núcleo y eficiencia energética para equipos de sobremesa con TDP igual o mayor a 65 W.

Intel Celeron se expresan en una secuencia numérica de tres dígitos o en una de cinco caracteres con un prefijo alfabético y cuatro dígitos, dependiendo del tipo de procesador.Familia del procesador Intel Atom (ya desclasificados) se clasifican mediante una secuencia numérica de tres dígitos. Los procesadores Intel® Atom para netbooks incluyen el prefijo alfabético N mientras que los procesadores Intel Atom con el prefijo alfabético Z indican que el procesador está destinado a dispositivos portátiles para Internet (MIDs)

Core X – Más complejidad para identificar los procesadores Intel

La nueva plataforma de alto rendimiento HEDT, Core X es  una buena muestra de la complejidad a la hora de identificar los procesadores Intel.

Un usuario de a pie que analice el nombre de su tope de gama, Core i9-7980XE, puede acabar bastante confundido. Por un lado tenemos la marca Core, pero esta serie no pertenece a ninguna generación Core regular. El modificador i9 tampoco se encuentra en ninguna otra serie de Intel.

Para rematar las cosas, el indicador de generación “7” tampoco parece corresponder a la última comercializada, porque no todos los usuarios saben que corresponde a Kaby Lake-X. La serie también incluye modelos Skylake-X, modificadores i7 e i5. El sufijo “X” es lo único que se repite y corresponde a un micro con multiplicador desbloqueado para facilitar el overclocking.

Nos detenemos aquí para no salir de consumo, pero hay otras cuantas series más como las últimos anunciados, Intel Xeon Scalable (servidores) y Xeon W (workstation de sobremesa). Espero haber sido mas o menos claro y que les sea útil porque es cierto, para un consumidor de a pie no es sencillo identificar los procesadores Intel. Y eso que no hemos tocado el tema en segmentos, mercado objetivo, rendimiento, características, sockets, chipsets y placas.

Intel presentará la octava generación de procesadores (Coffee Lake) el 21 de agosto

intel presentará la octava generación de procesadores Intel® Core™ el 21 de agosto a las 10am.a “hora de mexico” través de la plataforma Facebook Live.

La presentación estará a cargo de Gregory Bryant, vice presidente senior del Grupo de Computación Cliente de Intel y de otros responsables de la firma, que mostrarán los detalles de la nueva plataforma de procesamiento y lo que supondrá para el mercado de consumo el 30% de aumento de rendimiento que prometen estos “Coffee Lake”.

También se ofrecerá demostraciones de su capacidad por un creador de VR y especialistas en imagen, además de un primer vistazo a los sistemas que se están desarrollando bajo esta plataforma que estará disponible antes de la temporada navideña con variantes para todos los segmentos de consumo, sobremesas, portátiles, mini-PCs, AIOs, convertibles o 2 en 1.

 

Intel presentará los procesadores Coffee Lake el 21 de agosto

Coffee Lake, los procesadores Core de octava generación de Intel, serán presentados a través de Facebook Live el 21 de agosto.

Intel acelera la llegada de sus nuevas plataformas de procesamiento. Sea por estrategia propia o por la presión de AMD con los Ryzen, la compañía ha anunciado en la misma semana el lanzamiento de las CPU serie X más potentes con los modelos de 12 a 18 núcleos y la presentación de los “Coffee Lake”, la octava generación de procesadores Core.

Si los Core X están destinados a computadoras del segmento de jugadores, creadores de contenido y estaciones de trabajo, los procesadores Coffee Lake están dirigidos al segmento del gran consumo y alcanzarán a todo tipo de equipos, escritorio, portátiles, mini-PCs, AIOs, convertibles o 2 en 1.

La octava generación de procesadores Intel Core repite fabricación en procesos tecnológicos de 14 nanómetros, aunque Intel dice que mejorados y con el cambio de modelo tick-tock al esquema Process-Architecture-Optimize (PAO) como novedades.

En chipset Intel Z370, se espera una gran integración de componentes como parte del esfuerzo de Intel para acortar el tamaño y complejidad de las placas. Aunque no está confirmado, podrían incluir controladores para WLAN y USB 3.1 en sus segundas generaciones, además de Bluetooth 5.0 o el soporte nativo para Thunderbolt 3.

Otros datos relevantes serán el soporte para procesadores de 2, 4 y hasta 6 núcleos de procesamiento, la primera vez que Intel los introduce en una plataforma para gran consumo, como también será la primera vez que los Core i3 tengan 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento.

Aún no está confirmado, pero todo apunta que los procesadores Coffee Lake necesitarán de nuevas placas base para funcionar. Un dato que imagino aclarará Intel en la presentación de la plataforma a través de Facebook Live el 21 de agosto.

Intel prepara procesadores Coffee Lake de seis núcleos

Intel planea introducir varios procesadores de Coffee Lake

Videocardz publica una interesante información sobre los procesadores Coffee Lake de seis núcleos, en la que asegura que el gigante del chip tiene pensado lanzar varios modelos tanto para escritorio como para portátiles.

Esto quiere decir que no habrá un único procesador Coffee Lake de seis núcleos para equipos de sobremesa sino que podríamos ver hasta tres versiones distintas

  • Core i7 8700K: sería el modelo más potente para consumo general. Estaría fabricado en proceso de 14 nm, tendría seis núcleos y doce hilos gracias a la tecnología HyperThreading y unas velocidades de trabajo de 3,7 GHz y 4,2 GHz en modo normal y turbo. No conocemos el TDP exacto pero se habla de 95 vatios.
  • Core i5 8600K: mantendría los seis núcleos pero sólo tendría seis hilos debido a la ausencia de la tecnología HyperThreading. Fabricado en proceso de 14 nm y sus velocidades de trabajo serían de 3,6 GHz y 4 GHz en modo normal y turbo. Mantendría el TDP de 95 vatios.
  • Core i7 8700HQ: sería una versión para portátiles que tendría seis núcleos y doce hilos gracias a la tecnología HyperThreading funcionando a una frecuencia base aproximada de 2,2 GHz, aunque podría llegar a superar los 3 GHz gracias al modo turbo. Estaría fabricado en proceso de 14 nm y se dice que tendrá un TDP de 45 vatios.

Junto a esas tres variantes hay rumores que indican que también habrá modelos más económicos con seis núcleos y seis hilos para PC de escritorio, como los Core i5 8400.

Intel se estará planteando adoptar un nuevo esquema de núcleos-hilos con Coffee Lake, algo que podría quedar tal que así:

  • Core i7 8000: seis núcleos y doce hilos.
  • Core i5 8000: seis núcleos y seis hilos.
  • Core i3 8000: cuatro núcleos y cuatro hilos.
  • Pentium Coffee Lake: dos núcleos y cuatro hilos.

Microsoft bloquea actualizaciones para Windows 7 en equipos con CPUs nuevas

Estaba anunciado y finalmente se está produciendo. Todavía no lo he visto pero según medios estadounidenses, Microsoft ha comenzado a bloquear actualizaciones en equipos con CPUs de nueva generación, Kaby Lake (generacion 7) de Intel o RYZEN de AMD, que estén ejecutando sistemas operativos Windows 7 o Windows 8.1

Aunque Microsoft argumenta que la nueva generación de procesadores incluyen nuevas capacidades y hardware que dificulta o impide la compatibilidad con los sistemas operativos más antiguos, todo apunta que la medida es puramente comercial para “obligar” a los usuarios a migrar a Windows 10.

Microsoft puede soportar en sus sistemas el hardware que crea conveniente, pero el problema es que Windows 7 y Windows 8.1 siguen siendo soportados oficialmente por la compañía.

El soporte de Windows 7 es el extendido y Microsoft puede escudarse en ello, el caso de Windows 8.1 no tiene disculpa, porque todavía está en soporte estándar (hasta enero de 2018) y se extenderá hasta enero de 2018. Microsoft debería haber esperado -al menos- hasta entonces, para tomar una medida criticada de forma masiva por clientes y analistas.

Incluso, ciertos modelos de la generación anterior de Intel, Skylake (generacion 6), tampoco recibirán actualizaciones en Windows 7 y Windows 8.1 y tendrán que migrar a Windows 10.

No es razonable. Windows 10 no necesita estos subterfugios para ganar mercado, sino mejoras y novedades como las de la última versión Creators Update. Sin embargo, la elección del cliente por un sistema u otro debería ser respetada al menos hasta la finalización del soporte oficial.

¿Y si el usuario enojado se pasa a una plataforma alternativa como Linux o a Mac? ¿O descarta la compra de nuevo hardware Intel o AMD porque no puede ejecutar en ellos su sistema operativo favorito? Microsoft controla el escritorio informático de forma absoluta, pero nada dura para siempre.