Situaciones en las que el modo incognito de los navegadores es de gran utilidad

Podríamos empezar diciendo que el modo incógnito que podemos encontrar en la mayoría de los navegadores web que usamos hoy en día, suele ser tomado como una función de la que echamos mano al llevar a cabo actividades en Internet algo embarazosas.

No es necesariamente así, ya que este es un sistema de funcionamiento que se integra en los actualmente tan usados navegadores que nos puede ser de gran ayuda en determinados casos, como vamos a ver a continuación. A pesar de las preocupaciones relativas a la privacidad y seguridad que hay en estos momentos a la hora de navegar por Internet, recalcar que el modo incógnito no nos hace invisibles ni indetectables, para intentar lograr eso hay que usar otras herramientas como las VPN (red privada virtual) o hacer uso de la red Tor, por ejemplo.
El modo incógnito es una característica integrada en casi todos los navegadores de Internet que básicamente permite a los usuarios navegar por la web de forma algo más anónima de lo normal. Esto no oculta nuestra actividad en Internet, que no nos lleve a confusiones, es decir que no oculta nuestras actividades ni a nuestro proveedor de Internet, ni a cualquier otro que esté «vigilando».

Lo que hace es que borra nuestro historial de navegación y búsqueda una vez que terminemos la sesión, además de eliminar cualquier cookie que hayamos almacenado. Aunque el proveedor de Internet vea todo lo que hacemos, otras personas que tengan acceso al dispositivo o a la conexión lo tendrán más complicado. Este modo se presta a sesiones de navegación potencialmente embarazosas, por lo que en resumidas cuentas, nos ayuda en situaciones en las que queramos ocultar nuestros movimientos en la Red.

Hacer compras privadas

Si somos varios los que hacemos uso del equipo en casa, es posible que, por ejemplo, al hacer las compras navideñas que se van acercando, on-line, queramos ocultar estas actividades al resto, para lo que el mencionado modo incognito nos será muy útil.

Y es que el seguimiento que los portales comerciales hacen de nuestra navegación cada vez es mayor, además de quedar todo ello registrado en el historial de búsqueda, así como las tiendas on-line visitadas, ya que pueden quedar expuestas a través del rellenado automático de la barra de búsqueda del navegador, lo que evitamos al usar este sistema.

Usar varias cuentas de correo electrónico al mismo tiempo

Cualquiera que tenga varias cuentas de correo sabe que puede ser molesto administrarlas todas al mismo tiempo, ya que normalmente al intentar usar varias cuentas de estas de un mismo proveedor, por ejemplo, Gmail, en ocasiones tenemos que salir de una para poder acceder a la otra. Pero usando el modo incógnito evitamos esta situación, ya que permite permanecer conectado a una cuenta, al mismo tiempo que comprobamos otra abriendo una sesión de incógnito en otra ventana.

Ver vídeos en YouTube

El portal de vídeos, YouTube, realiza un seguimiento de toda nuestra actividad en la plataforma, lo que le permite ofrecernos contenidos recomendados en función de los hábitos de visualización. Aunque esto es beneficioso para el sitio como tal, ya que asegura que pasemos más tiempo en su plataforma, el usuario no siempre desea ser relacionado con determinados contenidos visitados en un momento determinado.

Para evitar que esto suceda, no tendremos más que visitar el portal de vídeos streaming en modo incognito, por lo que los contenidos visitados de esa manera, no afectarán a nuestra cuenta de usuario.

Usar computadoras públicas

Ya sea en el trabajo, en tu centro de estudios, en una biblioteca, o en casa de un amigo, solemos echar mano de dispositivos que no son nuestros para navegar por Internet y acceder a todo tipo de servicios y suscripciones como si estuviésemos usando nuestro propio equipo, lo que es un grave error. Más si estas sesiones requieren del uso de nombres de usuario y contraseñas personales, ya que la introducción de esas credenciales en equipos públicos no es lo ideal. Por tanto y para evitar posibles problemas, lo mejor es usar en modo incógnito.

Esto elimina todos los datos asociados con esa sesión en particular, por lo que ninguna de nuestras credenciales se guardará en ese equipo en concreto para más adelante.

Consultas de temas delicados en Internet

En el supuesto de que seas algún tipo de escritor, periodista o investigador que tenga que realizar búsquedas en la Red acerca de temas un tanto delicados, es posible que no deseemos que, a pesar de nuestras buenas intenciones, estas cosas queden reflejadas en nuestro historial de búsquedas. Por tanto cuando estemos llevando a cabo este tipo de trabajos, lo más recomendable es que abramos una sesión de incognito y así mantener nuestro historial «limpio».

Reserva de vuelos

Hace tiempo se sospecha que las aerolíneas y agencias de viajes on-line aumentan los precios basándose en las cookies de nuestro navegador. Por tanto, se habla de que estas aerolíneas y agencias pueden ver nuestro historial basado en las cookies almacenadas y, si buscamos el mismo vuelo una y otra vez, suben o el precio para presionarnos a adquirir el billete cuanto antes.

Si realizamos estas búsquedas de vuelos en modo incognito, sean ciertas o no estas sospechas, las evitamos por completo, ya que evitamos cualquier rastreo potencial realizado por estas empresas, lo que podría ahorrarnos un dinero.

Publicado en Informatica.

Deja un comentario