Navegación privada ¿Qué es? ¿Cuál es el mejor navegador?

Navegación privada ¿Qué es? ¿Cuál es el mejor navegador?

La navegación privada es una función de privacidad que conocerás como modo incógnito o modo privado. Su principal característica es que permite a los navegadores web no almacenar información sobre la página que navegamos.

La navegación privada ofrece una sesión temporal que no comparte datos con el navegador, no guarda información sobre páginas web, ni historial de navegación, caché web, contraseñas, información de formularios, cookies u otros datos de sitios web, borrando éstas u otros archivos temporales cuando finalizamos la sesión.

La función está disponible en Chrome a través del modo incógnito; como navegación privada en Firefox, Safari y Opera, y bajo el modo InPrivate en Internet Explorer y Edge. Tienen el mismo objetivo y funcionan de forma similar en todos estos navegadores.

¿Qué no es la navegación privada?

Enfocada principalmente a salvaguardar la privacidad y seguridad del usuario, tiene múltiples usos, aunque conviene hacer algunas aclaraciones. La primera es que no es lo mismo navegar privadamente que navegar de forma anónima por Internet, lo que requiere de otras herramientas como TOR.

La segunda aclaración es que la navegación privada no está garantizada al 100%. Un bug en los drivers de NVIDIA permitió en su momento almacenar información en modo incógnito y algunos plugins como flash son capaces de guardar cookies que no se eliminan por defecto terminada la sesión. También se ha comentado que las supercookies de Google utilizan técnicas para rastrear también en modo incógnito.

Por otro lado, en la navegación privada permanecen archivos descargados o marcadores que tendrás que eliminar manualmente si no quieres que los vean terceros. Tampoco estamos protegidos contra keyloggers y spyware, ni contra rastreos de redes publicitarias que utilicen técnicas avanzadas de seguimiento. La actividad de navegación puede ser vista en redes empresariales o de centros educativos y además, los proveedores de servicios de Internet conocen todo lo que hacemos en línea a no ser que utilicemos VPNs para cifrar el tráfico junto con la navegación privada.

¿Para qué se usa la navegación privada?

Es una función interesante y entre sus usos podemos destacar:

  • Transacciones económicas. Compras con tarjetas de crédito y cuentas de servicios como PayPal, trámites administrativos u otros, sin dejar información de las mismas.
  • Acceso a una web con varias cuentas a la vez. La mayoría de sitios web no permiten ingresar con más de una cuenta a la vez. Pero el modo de navegación privada ofrece una solución. Puedes mantenerte autenticado en la ventana principal del navegador y abrir una pestaña de navegación privada para utilizar una segunda cuenta.
  • Utilización de un equipo de terceros. Si tienes que utilizar la computadora de un familiar o amigo, la navegación privada permite no dejar rastros de tu tarea y no deshabilitar los accesos a servicios del dueño del equipo como habitualmente sucede, teniendo que salir de sus cuentas para usar las tuyas.
  • Resultados “puros” del motor de búsqueda. Motores de búsqueda como el de Google utiliza el historial de búsqueda y otra información que ha ido recopilando de tí (muchísima) para mostrar resultados de búsqueda personalizados. Normalmente es útil porque se basa en tus intereses, pero a veces es posible que desees ver los resultados de búsqueda de carácter general que ofrece el motor y ven el resto de usuarios, para comprobar cómo están posicionados algunos términos, por ejemplo tu nombre o el de tu empresa. Una sesión en el modo incógnito debería ofrecerte los resultados más “puros” posibles. Este método funciona con todos los motores web.
  • Comercio electrónico. Siguiendo el anterior uso, imagina que estás investigando la compra on-line de un producto que desea comprar en línea, por ejemplo Amazon, que como cualquier sitio que ofrezca experiencias personalizadas basadas en tu cuenta de usuario o actividad anterior, recordará que estabas buscando ese tipo de producto. Amazon no solo “te perseguirá” en su portal si no en otros sitios web que visites. Si no quieres que esto ocurra, puedes utilizar una ventana de navegación privada. La actividad no será asociada con su cuenta de Amazon u otros minoristas de comercio electrónico. La navegación privada también ofrece otros otros usos interesantes en comercio electrónico. Por ejemplo si queremos sorprender con el regalo de un producto y no queremos dejar rastro o contratar un viaje de vacaciones o similar.
  • Límites de lectura o accesos. Algunos sitios web límitan el acceso de lectura a un pequeño número de artículos gratuitos, sea diario, semanal o anual, exigiendo el pago de una suscripción una vez agotado los accesos. Si como ocurre normalmente el control de acceso se realiza a base de cookies, puedes utilizar la navegación privada para superar el límite. Por supuesto, sé honrado y utiliza esta técnica solo temporalmente. Si te gusta el sitio considera suscribirte porque será la única forma de mantenerlo en el futuro. Ya sabes las dificultades de los medios simplemente para mantenerse on-line.
  • Sitios para adultos. Lo hemos dejado para el final, pero según estadísticas, es otro de los mayores usos de la navegación privada, porque impide que -por ejemplo- los menores de la casa accedan a material no adecuado para su edad. O que tu pareja vea con la chicas/chicos con los que te entretienes… Como en otros usos anteriores, no hay seguridad de privacidad al 100% especialmente en algunos portales web, pero siempre es mejor que la navegación estándar.

Navegación privada ¿Cuál es el mejor navegador?

Digital Citizen realizó un test a finales de año con los principales navegadores web del mercado (Google Chrome 62, Internet Explorer 11, Mozilla Firefox 57, Microsoft Edge 41 y Opera 49) y algunas extensiones instaladas para comprobar su comportamiento. Desde entonces, los navegadores se han actualizado con nuevas versiones, pero los resultados nos ofrecen pistas de lo que podemos esperar de cada uno.

Todos los navegadores web cumplen en lo básico que podemos pedir a la navegación privada, es decir no guardando información sobre páginas web, ni historial, caché web, contraseñas, información de formularios o cookies, borrando éstas u otros archivos temporales cuando finalizamos la sesión.

Como verás en la tabla, al valorar otras funciones más avanzadas los resultados ya varían entre unos y otros. La recuperación de pestañas abiertas en modo privado es una nota negativa para IE y Firefox. El navegador de Mozilla falla al deshabilitar complementos y barras de herramientas, mientras que en la nota positiva es el único que bloquea directamente publicidad y otro tipo de seguimiento.

Los resultados indican que el comportamiento de Chrome y Edge es idéntico bajo estas características de privacidad, mientras que Opera fue la sorpresa positiva y para Digital Citizen es el navegador web que ofreció el mejor comportamiento en navegación privada, con el añadido que es el único que ofrece VPN propio en opción.

Acceso a navegación privada

El acceso a esta función es muy sencilla desde cualquier navegador web que utilices. En Chrome desde la herramienta de configuración > “Nueva ventana de incógnito”; en Edge desde la herramienta de configuración > “Ventana InPrivate Nueva”; en Firefox el acceso se realiza desde Herramientas > “Nueva ventana privada”; en IE 11 desde Herramientas > Seguridad > “Navegación InPrivate”, mientras que en Opera se accede desde el Menú > “Nueva ventana privada”:

Publicado en Informatica y etiquetado , .

Deja un comentario