Microsoft sustituirá Edge por uno basado en Chromium

Noticion que trae para el desayuno Windows Central, asegurando que Microsoft está trabajando en un nuevo navegador basado en Chromium para reemplazar a Edge y a los Internet Explorer.

El nuevo navegador estaría en desarrollo bajo el nombre en clave ‘Anaheim’ y según la información, se publicaría tan pronto como el primer semestre de 2019. Se incluiría en la próxima versión de primavera de Windows 10 y como navegador predeterminado para el sistema operativo.

Microsoft renunciaría al motor de renderizado EdgeHTML en el que ha invertido agresivamente para usar Chromium, el proyecto de código abierto que impulsa a navegadores como Google Chrome, Vivaldi, Opera entre otros.

Los beneficios de usar Chromium son conocidos, incluyendo la mejora de rendimiento en el procesamiento de páginas, el soporte para más extensiones dado el gran repositorio existente, la mayor estabilidad y las actualizaciones frecuentes, de seguridad y características que llegarían del rival Google, el principal mantenedor del proyecto Chromium.

No se conoce su nombre comercial y tampoco si Microsoft apostaría por una interfaz de usuario completamente renovada para que no se pareciera a Edge y tampoco a Chrome.

Para los sorprendidos por esta información, debemos comentar que Microsoft ya usa tecnología de Google en sus navegadores y nos referimos al Edge para Android que usa el motor de renderizado Blink de Google y no el propio EdgeHTML empleado en la versión de escritorio. Para explicarlo, Microsoft fue claro: estamos usando el motor que mejor funciona en la plataforma donde se ejecuta Edge. Microsoft sigue la misma estrategia en el Edge para iOS.

Edge Chromium: objetivo recuperar la web

Los navegadores web son una de las aplicaciones principales de cualquier equipo informático. Permite acceso a multitud de servicios de Internet, al gran mercado del comercio electrónico, a las búsquedas y como consecuencia a la gran tarta publicitaria y sus ingresos fabulosos. De ahí su importancia para cualquier tecnológica.

Hace mucho tiempo que Microsoft perdió la Web a manos de Google. Cuando Internet Explorer defenestró a Nestcape a finales del siglo XX y comenzó a monopolizar la navegación web mundial pocos podían predecir que dos décadas después los navegadores de Microsoft habrían perdido su posición de privilegio y tendieran a la irrelevancia. Y ello a pesar del uso de Windows (no siempre con buenas artes) para intentar mantener su dominio.

La cuota de mercado de los navegadores de Microsoft en escritorios informáticos sigue descendiendo penalizando el negocio de Internet del gigante del software. Microsoft cerró 2017 con la cuota de mercado más baja en escritorios informáticos desde la caída de Netscape. En 2018 la caída se ha acrecentado y no se ve ningún síntoma de recuperación.

La tendencia a la baja de IE es imparable y Microsoft solo lo mantiene por motivos de compatibilidad. En cuanto a Edge, es una buena base de un navegador moderno, más compatible y rápido que IE, pero llegó tarde y no desarrollado completamente como para competir con el Chrome de Google.

Utilizar Chromium sería una admisión de la derrota, pero un movimiento inteligente para el futuro. La información de Windows Central no está confirmada. habra que esperar la respuesta de Microsoft.

Publicado en Informatica y etiquetado , , , .

Deja un comentario