Microsoft bloquea actualizaciones para Windows 7 en equipos con CPUs nuevas

Estaba anunciado y finalmente se está produciendo. Todavía no lo he visto pero según medios estadounidenses, Microsoft ha comenzado a bloquear actualizaciones en equipos con CPUs de nueva generación, Kaby Lake (generacion 7) de Intel o RYZEN de AMD, que estén ejecutando sistemas operativos Windows 7 o Windows 8.1

Aunque Microsoft argumenta que la nueva generación de procesadores incluyen nuevas capacidades y hardware que dificulta o impide la compatibilidad con los sistemas operativos más antiguos, todo apunta que la medida es puramente comercial para “obligar” a los usuarios a migrar a Windows 10.

Microsoft puede soportar en sus sistemas el hardware que crea conveniente, pero el problema es que Windows 7 y Windows 8.1 siguen siendo soportados oficialmente por la compañía.

El soporte de Windows 7 es el extendido y Microsoft puede escudarse en ello, el caso de Windows 8.1 no tiene disculpa, porque todavía está en soporte estándar (hasta enero de 2018) y se extenderá hasta enero de 2018. Microsoft debería haber esperado -al menos- hasta entonces, para tomar una medida criticada de forma masiva por clientes y analistas.

Incluso, ciertos modelos de la generación anterior de Intel, Skylake (generacion 6), tampoco recibirán actualizaciones en Windows 7 y Windows 8.1 y tendrán que migrar a Windows 10.

No es razonable. Windows 10 no necesita estos subterfugios para ganar mercado, sino mejoras y novedades como las de la última versión Creators Update. Sin embargo, la elección del cliente por un sistema u otro debería ser respetada al menos hasta la finalización del soporte oficial.

¿Y si el usuario enojado se pasa a una plataforma alternativa como Linux o a Mac? ¿O descarta la compra de nuevo hardware Intel o AMD porque no puede ejecutar en ellos su sistema operativo favorito? Microsoft controla el escritorio informático de forma absoluta, pero nada dura para siempre.

Publicado en Informatica y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario