LLevan un Core i7 8700K a 7,45 GHz con todos los núcleos activos

Intel se ha mantenidocon  la estrategia habitual y todos los procesadores Coffee Lake que traen el distintivo “K” están listos para ser overclockeados. Las frecuencias que podremos conseguir dependerán de muchos factores, pero los expertos en overclock extremo han confirmado que tienen un gran potencial ya que han podido subir un Core i7 8700K a 7,45 GHz.

Para poder elevar la frecuencia de trabajo de un Core i7 8700K a 7,45 GHz fue necesario utilizar nitrógeno líquido como sistema de refrigeración y tener suerte con el chip, ya que como sabrán no todos los procesadores de una misma familia salen exactamente igual.

Esto quiere decir que aunque de una misma oblea de silicio salgan todos los chips funcionales y con el mismo número de núcleos no todos tendrán el mismo potencial de overclock. Las diferencias pueden ser pequeñas, pero cuando nos movemos en márgenes tan extremos pueden ser suficiente para romper récords aunque sea por la mínima.

Esos 7,45 GHz se han conseguido manteniendo activos todos los núcleos e hilos del procesador, lo que significa que tenemos seis núcleos funcionando a más del doble de su frecuencia base y los doce hilos que permite la tecnología HyperThreading de Intel.

Si se preguntan qué posibilidades de overclock ofrece el Core i7 8700K a un usuario normal diremos que según los análisis que hemos podido ver rondan entre los 4,8 GHz y los 5,2 GHz, cifra ésta última que sólo ha sido viable con sistemas de refrigeración líquida y manteniendo temperaturas para nada recomendables (90 grados).

información: HWBOT.

Publicado en Informatica y etiquetado , , .

Deja un comentario