Eliminar Windows Defender de Windows 10

Después de actualizar Windows 10, vemos que ha instalado Windows defender como protección antivirus, pero, como tener Defender instalado es prácticamente como no tener protección, lo primero es desinstalarlo, pero eh aquí que se vuelve un poco molesto ahora que lo quieren integrar de tal forma que se dificulta, pero como en Bizkaia It Solutions nos preocupamos por hacer las cosas simples voy a detallar como sería este procedimiento.

1- Desactivar permanentemente Windows Defender.

Esto lo logramos modificando una clave de registro, así que hacemos tecla de windows + R y ponemos regedit. Vamos a

  • HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows Defender
  • Creamos un nuevo valor DWORD de 32 bits y lo llamamos DisableAntiSpyware
  • Abrimos esta entrada y la asignamos el valor 1.

Ahora deberíamos reiniciar pero, si lo hacemos ahora el icono seguirá apareciendo, aunque el proceso este deshabilitado, así que para quitar el icono hacemos el punto 2 y después reiniciamos.

2- Para eliminar el Icono

Abrimos nuevamente el regedit y vamos a la siguiente clave:

  • HKEY_CURRENT_USER\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Run
  • Creamos un nuevo valor de cadena, le ponemos el nombre Windows Defender y el valor debe quedar con:
“%ProgramFiles%\Windows Defender\MSASCuiL.exe”-runkey

Ahora si reiniciamos el equipo y adios a Defender.

Cables USB tipo C

El conector USB tipo C, además de ser reversible, implementa la especificación USB Power Delivery, que en teoría admite hasta 100W, una potencia que ya se vuelve peligrosa si el cable no cumple con las normas y su fabricación no es de calidad.

Actualmente existen cables USB de buena y mala calidad, que cargan a buena y baja velocidad, o que directamente no cargan. Se debe a su composición. Pero también es cierto que era algo que solía producirse al comprar cables baratos de dudosa procedencia, no así con los cables que los fabricantes suministran en la caja. La problemática que introduce USB-C es que incluso un fabricante como Apple, su máximo defensor en este momento, tiene dos cables que a simple vista resultan idénticos, pero que la práctica difieren en la potencia que son capaces de suministrar.

¿Qué es el USB Tipo-C?

USB (Universal Serial Bus) es un estándar de cables y conexiones para pasar energía eléctrica y datos entre dispositivos electrónicos. El primer estándar llegó en 1998 y en agosto de 2014 vio la luz el último, el famoso USB Tipo C junto con una nueva versión de velocidades de intercambio de datos y paso de energía, el USB 3.1.

Hay diferencia entre el tipo de conector y la versión USB. Es decir, cada forma de conector tiene una velocidad de datos y un límite en la intensidad de la corriente eléctrica que soporta. Los clavijas con USB Tipo A y Tipo B solo tienen 4 conexiones, pero las clavijas con USB 3.1 Tipo C tienen 24, por ello soportan más energía y velocidad.

Se habla de USB Type-C y sus bondades de forma incorrecta. USB Type-C es un nuevo, diminuto y reversible conector. Sólo eso, un conector. Puede soportar varios usos, como el estándar USB 3.1 y el USB Power Delivery (USB PD).

USB Type-C permitirá sustituir todos los conectores USB en uno pequeño y reversible

El conector que todos conocemos es el conector estándar USB Type-A. Hemos pasado ya varias generaciones del estándar USB (ahora en la 3), pero el conector se ha mantenido igual. Su uso está más extendido que nunca, pese a que sea grande, antiguo y solo se pueda conectar en una única dirección.Al ser un conector tan grande, los fabricantes empezaron a crear versiones del mismo más reducidas como el USB Mini y el USB Micro.

Por suerte, el USB Type-C es pequeño, puede conectarse en ambos sentidos y debería reemplazar la gran cantidad de conectores USB de los que disponemos en la actualidad.

El USB Type-C, al no ser nada más que un conector, soporta varios protocolos usando modos alternativos , lo cual permite emplearlo como salida digital de vídeo y audio (HDMI), salida DisplayPort, salida de vídeo analógica (VGA), etc.

  • USB Type-C no es lo mismo que USB 3.1
  • USB Type-C es únicamente la forma del conector, la tecnología que lo implemente puede ser USB 2.0 como en el clon chino del iPad con el logotipo de Nokia detrás.
  • El USB 3.1 es retrocompatible, por lo que sólo necesitarás un adaptador físico para conectar cualquier dispositivo a un conector USB Type-C independientemente del protocolo que use.

El cable para el MacBook está pensado para usarse con el cargador de 29W, mientras que el de los nuevos MacBook Pro está enfocado a ser usado con sus cargadores, de 61W y 87W dependiendo del tamaño de la laptop. La manera de diferenciarlos es fijarse en el número de serie del cable, algo que confundirá. No es grave pero sí puede darse el caso de que en una familia haya dos tipos de cables y se intercambien sin querer, o incluso, aunque esto es más vago porque el tamaño sí difiere, que se confundan cargadores. Si por ejemplo el próximo iPhone llegase con USB-C y continuase con cargadores de 12W, es lógico pensar que el cable correspondiente también suministraría como máximo esa potencia por hora. Es decir, que cargarán más lento sin que muchos usuarios ni sepan el motivo, y puede agravarse y producir daños si el cable empleado es de muy mala calidad.

Lo mismo, o incluso peor, ocurre con las transferencias de datos. Hay cables que sólo soportan USB 2.0, como los de la Nokia N1 o los de los smartphones con Android. Otros que sí soportan USB 3.1 e incluso otros que soportan Thunderbolt 3, pero a 20 Gbps o a 40 Gbps, es decir, dos velocidades para un mismo protocolo. Así, existen periféricos que aunque deberían poder usarse con el MacBook de único puerto, no funcionarán por incompatibilidad de protocolo.

Mediante logos las compañías pueden especificar qué protocolo están soportando, pero los usuarios probablemente no diferenciarán y llegarán los problemas. Sufrir reducciones de velocidad no será tan problemático, pero de sí de carga o incluso de incompatibilidad, con lo que algunos dispositivos ni siquiera cargarán ni emitirán mensaje alguno. Esto se suma a los problemas anteriores que ha tenido USB-C, para los que ya se tuvieron que lanzar logos esclarecedores y listas que encumbraron a sus creadores.

Ante estos peligros y con la dificultad de poder controlar la fabricación por parte de aquellos que no cumplan con la normativa, el USB-IF, una ONG encargada de la certificación de cables USB, ha desarrollado un nuevo protocolo de autentificación cifrada por hardware, USB Type-C Authentication, que permite verificar las capacidades de un cable y si está certificado por ellos.

Fuentes:

Prórroga para la emisión de la Nómina Digital

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó que los contribuyentes tendrán hasta el 31 de marzo de 2017 para continuar utilizando su sistema actual de emisión de nómina digital.

Con esta prórroga, los patrones que no han migrado a la nueva nómina digital podrán continuar emitiendo durante el primer trimestre del año su nómina, como lo han estado haciendo. Sin embargo, a partir del 1º de abril de 2017, a más tardar, deberán volver a timbrarla, ahora con las actualizaciones.

Próximamente las autoridades publicarán la Miscelánea Fiscal de 2017, en donde se especificarán todos los detalles de esta facilidad.

Sólo falta de parte del SAT notificar la mecánica precisa del retimbrado.

Fuente: SAT

GUÍA COMPLETA PARA USAR DROPBOX


Documentos, fotos, vídeos, audios, cada vez son más los archivos digitales que acumulamos en nuestras computadoras, y lo cierto es que la fragilidad que muchas veces pueden presentar los equipos informáticos, que con el tiempo pueden reportar problemas físicos o bien pueden ser atacados por malware, nos obliga a tratar de buscar la mejor forma de realizar copias de seguridad de todo ese material.

Los usuarios suelen optar por realizar copias de seguridad de sus archivos en discos duros donde se duplica la existencia de los archivos en cuestión, siendo los discos externos los preferidos para ello, no obstante, este tipo de artefacto puede fallar de la misma manera que un disco duro tradicional.Leer más

Gooligan: el nuevo malware para Android que ha expuesto más de un millón de cuentas de Google

Una importante brecha de seguridad de Google, causada por una variante de malware de Android denominada Gooligan está infectando a más de 13.000 dispositivos cada día.

El equipo de investigación de Check Point ha descubierto este software malicioso, que ha logrado traspasar la seguridad de más de un millón de cuentas de usuarios de Google.

Gooligan es capaz de rootear los dispositivos Android, y robar las direcciones de correo electrónico y los tokens de autenticación almacenados. Con estos datos, los atacantes ya pueden acceder a los datos privados de todos los servicios de Google: desde consultar los emails almacenados en sus cuentas de Gmail, hasta las fotografías subidas a Google Photos, los datos de Google Docs, Google Play o G Suite.

En definitiva, muchos datos sensibles, que en malas manos puede tener consecuencias muy negativas. Y es que una vez que los atacantes han conseguido hacerse con el control del dispositivo, pueden generar beneficios instalando aplicaciones maliciosas de Google Play, calificándolas en nombre del usuario. Gooligan es capaz de instalar al día más de 30.000 aplicaciones en los equipos infectados. Lo que suponen más de 2 millones desde que se inició la campaña.

Esta campaña está afectando a 13.000 dispositivos nuevos al día, y es la primera que ha conseguido rootear cerca de un millón de equipos. Según informan los investigadores, cientos de direcciones de correo robadas pertenecen a agentes de gobiernos, instrituciones, administraciones públicas o entidades financieras.

Gooligan ataca a terminales con Android 4 (Jelly Bean y KyKat) y Android 5 (Lollipop). En total, estos dispositivos representan cerca del 74% del total de equipos con el sistema operativo Android instalado.

Check Point informa de que ya ha compartido esta información con el equipo de seguridad de Google, que aseguran que están tomando las medidas necesarias para proteger a sus usuarios de estas familias de malware.

Un malware con historia

Los investigadores de Check Point ya descubrieron el código de Gooligan el año pasado, escondido en una aplicación maliciosa llamada ”SnapPea”. En agosto de este año el malware volvió a aparecer con esta nueva variante. La infección comienza cuando el usuario descarga e instala una app afectada por Gooligan en un dispositivo Android vulnerable, o cuando se accede a enlaces maliciosos que hacen llegar a través de emails mediante campañas de phishing.

Recomendacion; mucha atención a la hora de descargar aplicaciones, comprobar que sean legítimas, y aprender a detectar el phishing.

Si quieres comprobar si tu cuenta ha sido afectada por este malware, puedes hacerlo a través de esta herramienta online gratuita. Si lo ha sido, se aconseja reinstalar el sistema operativo en el terminal.