Cómo afecta cada material a la intensidad de la señal WiFi

La intensidad de la señal WiFi se va reduciendo de forma gradual desde el momento en el que sale del router hasta que llega a cada dispositivo concreto.

Esto quiere decir que cuanto más lejos nos encontremos del router más floja será la intensidad de la señal WiFi, aunque debemos tener en cuenta que ésta puede encontrar obstáculos por el camino que acaben reduciéndola todavía más.

Ya he contado en otros artículos que colocar el router cerca de aparatos que puedan generar interferencias(cómo los microondas por ejemplo) puede tener consecuencias negativas sobre la señal WiFi, pero los materiales de construcción también juegan un papel muy importante.

Sabemos que cada construcción es un mundo y que no todos están basados en los mismos materiales de construcción, así que he querido hacer este artículo para que se den una idea qué materiales son los que más reducen la intensidad de la señal WiFi y que así puedan tener claro en qué lugar deberían colocar el router.

  • Madera: Es el que menos impacto tiene en la intensidad de la señal WiFi, ya que apenas la reduce en un 5%. Esto quiere decir que en una casa de madera podremos cubrir varias dependencias sin problema con un router incluso aunque tengamos las puertas cerradas.
  • Cristal: Reduce la intensidad de la señal WiFi en un 25%, por lo que tampoco resulta un material problemático para disfrutar de una buena experiencia.
  • Ladrillo: Este material reduce la intensidad de la señal WiFi en un 30%, lo que lo sitúa casi al mismo nivel que el cristal.
  • Hormigón / Concreto: Podríamos pensar que es el material más problemático en realidad sólo bloquea la señal en un 40%, lo que significa que aunque efectivamente tiene un gran impacto no es el que más puede afectar a nuestra conexión inalámbrica.
  • Tabla Roca: Es el material más problemático ya que un único muro puede reducir la intensidad de la señal en un 50% y hacer que en un par de metros perdamos totalmente la conexión inalámbrica. Debemos evitar “encerrar” el router en una habitación que esté hecha de este material, aunque si no nos queda otra opción porque todo está construido con tablaroca siempre podremos recurrir a PLCs y repetidores WiFi.
Publicado en Informatica y etiquetado .

Deja un comentario