Activar el modo sandbox de Windows Defender

Windows Defender es el antivirus de Microsoft que viene integrado por defecto en Windows 10, en lineas generales es un buen producto si se le da una oportunidad, pero eso no quiere decir que haya estado libre de problemas.

Varios fallos críticos en su motor de protección han motivado a Microsoft a encontrar una solución que haga al antivirus más seguro y justamente eso es lo que han hecho ahora que tiene un modo sandbox.

¿Qué es el modo sandbox?

Windows Defender ahora puede ejecutarse en un contenedor aislado, o cómo lo explican ellos mismos “en un entorno de ejecución de procesos restrictivo” sin afectar el nivel de seguridad que ya ofrecen.

Windows Defender fue diseñado para ejecutarse con privilegios elevados, pero ese diseño lo hace un candidato ideal para ataques. El antivirus de Microsoft es bueno, pero cuando la vulnerabilidad es él mismo, como ha pasado múltiples veces, queda en evidencia que necesita funcionar de otra manera. Esa manera es el nuevo modo sandbox, una que aislará los procesos de Windows Defender del resto de Windows, para que un ataque a su motor de protección antimalware no deje expuesto a todo el sistema operativo.

Cómo activar el modo sandbox en Windows 10

Sandbox está disponible ya mismo para los Insiders en cuyas versiones preliminares de Windows 10 se está empezando a implementar la función. Sin embargo, el resto de usuarios que tengan instalada cualquier versión desde la 1703 en adelantes, pueden activarlo siguiendo estás instrucciones:

  • Haz click derecho el en botón de inicio
  • Selecciona Windows PowerShell (Administrador)
  • Haz click en Sí en la ventana emergente
  • En la ventana de terminal escribe:

setx /M MP_FORCE_USE_SANDBOX 1

  • Presiona Enter y reinicia tu ordenador

Para comprobar que el modo sandbox está funcionando solo tienes que abrir el Administrador de Tareas y buscar “MsMpEngCP.exe” en la lista de procesos. Una vez que se haya habilitado el sandboxing, deberás ver un proceso de contenido MsMpEngCP.exe ejecutándose junto con el servicio antimalware MsMpEng.exe.

Como borrar tu historial de búsqueda en Google

El gran buscador de Internet google, quiere que encontremos en Internet todo aquello que buscamos y siempre en el menor tiempo posible. Para ello, almacena prácticamente toda la información que le facilitamos cuando utilizamos alguna de sus herramientas, pero lo bueno es que prácticamente ya podemos controlarlo casi todo.

Si tenemos abierta nuestra cuenta de Google y utilizamos el buscador, ellos almacenarán y recordarán todo aquello que busquemos, el objetivo es que no perdamos tiempo en encontrar donde está aquello que leímos en aquel sitio. Poniendo una serie de palabras clave, en la barra de búsqueda nos aparecerán aquellas páginas que ya visitamos en su día.

El problema reside en que, aunque borremos la memoria caché del equipo, estos datos se quedan almacenados en los servidores de Google y asociados en nuestra cuenta. Según Google, solo veremos estos resultados si utilizamos el buscador con la nuestra cuenta de Google abierta y que, por su puesto, esta información no es accesible a terceros.

Pero si eres muy quisquilloso de tu intimidad y no te interesa que nada de lo que hayas buscado se quede almacenado en ningún sitio, tienes dos opciones, usar el buscador sin logearte en Google o directamente borrar el historial de búsquedas.

Antes para hacer esto solo podía hacerse desde nuestra configuración de cuenta y la verdad que era una opción que estaba bastante oculta. Pero ahora es mucho más accesible

“Cuando utilizas cualquier producto de Google, se generan datos sobre tu actividad. Para las búsqueda, este dato incluye los términos de búsqueda que utilizas, links y otra información como la localización desde que la que búsqueda“. Se justifican desde Google.
Ahora la opción para borrar nuestro historial de búsqueda es tan fácil como pinchar en la opción Controla tus datos de búsqueda en Google, que aparece debajo del buscador para PC. Desde ahí accederemos a la sección “Tus datos de búsqueda” desde la que podremos controlar todo nuestro historial. Podemos borrar la búsqueda de hace una hora o todo el historial.

También está disponible en la versión móvil, tan solo tenemos que abrir el buscador en el navegador del celular y desde ahí accederemos a la misma opción.

En esta página encontraremos todos nuestros datos de búsqueda, tanto escrita como de voz y también tendremos la posibilidad de personalizar o no los anuncios que nos muestra Google.

En un futuro, Google también tiene previsto añadir esta opción a sus aplicaciones, de forma que cualquier usuario de Android o iOS, también tenga acceso a los registros de búsqueda y puedan hacerlo en pocos pasos.

Consola de Windows: acceso, uso, comandos y utilidades

La consola de Windows  existe y es una opción recomendable para que usuarios medios o profesionales realicen tareas de forma más flexible y rápida con el sistema operativo.

En Windows, la consola se denomina símbolo del sistema (Command prompt – línea de comandos o CMD) y es la aplicación utilizada en sistemas basados en NT (Windows XP, Windows 7, Windows 8, Windows 10, Windows Server) para ejecutar comandos MS-DOS (.exe de 16 bits) y otros como scripts con formato .bat y .sys.

La consola de Windows es el equivalente a la terminal de Linux o la que proporcionan otros sistemas operativos como macOS. La aplicación se ejecuta en modo texto y no es tan intuitiva como una interfaz gráfica de usuario, pero muestra su potencial a la hora de ejecutar tareas repetitivas, en ocasiones donde se bloquea la interfaz gráfica, para gestionar determinados componentes o acceder a cierta información del sistema que no está disponible de ninguna otra manera. Recopilamos toda la información que te hemos ido ofreciendo de esta importante herramienta.

Acceso a la consola de Windows

El acceso a la línea de comandos de Windows se ofrece en dos modos distintos, usuario y administrador. El primero limitado y el segundo más potente y con acceso a todo el equipo. Microsoft ofrece una variante más avanzada y potente denominada PowerShell que está destinada a administradores de sistemas. Hay diferentes maneras de acceder a la consola de Windows:

  • La forma más sencilla de acceso es teclear “símbolo del sistema” desde el cuadro de búsqueda general en Windows 7 u 8.1. En Windows 10 también podemos utilizar el asistente Cortana tanto por teclado como con órdenes por voz.
  • Otra de las formas más rápidas es acceder desde el símbolo del sistema desde la ventana ejecutar (Windows + R para abrirlo) y teclear “cmd”.
  • La consola de Windows también se puede poner en marcha desde el menú inicio. En Windows 7  “Todos los programas – Accesorios” y verás incluida la aplicación del símbolo del sistema. En el nuevo Windows 10 lo encontrarás en “Todos los programas – Sistema Windows”.
  • Si prefieres utilizar accesos directos para tenerlo disponible en cualquier momento puedes crear uno al escritorio.
  • Si utilizas la consola de Windows con asiduidad puedes incluir un acceso en la barra de tareas. Más directo imposible.
  • También podemos acceder a la consola desde el explorador de archivos ya que la aplicación cmd.exe se aloja en la ruta C:\Windows\System32.
  • Finalmente, otro método muy sencillo de acceso desde Windows 8.1 y Windows 10 es utilizar el menú de usuario accesible con la combinación de teclas Windows + X o pulsando con el botón derecho del ratón sobre el botón de inicio.

    Consola de Windows: uso y comandos principales

    Una vez dentro nos encontraremos con una interfaz de texto que a los usuarios que lleven tiempo en ésto les recordará poderosamente a MS-DOS, aunque no se trata del sistema operativo basado en DOS ni es una parte del sistema Windows, sino una aplicación.

    Esta línea de comandos permite comunicarnos directamente con el equipo y realizar una serie de tareas. Su funcionamiento es simple a la vez que potente. Escribimos el comando y la aplicación CMD hace de intérprete para su ejecución. El uso de modificadores para cada uno de los comandos permite ejecutar centenares de combinaciones para una amplia variedad de tareas.

    Aunque su funcionamiento es un modo texto la consola puede ser personalizada en diseño, colores o fuentes accediendo a su propiedades mediante un clic secundario en el marco del CMD.

    Algunos de los comandos más importantes son:

    Help. Una buena forma de comenzar es mediante el comando “help” que nos mostrará una lista con todos los comandos disponibles. “Help + nombre de comando” nos mostrará información sobre un comando específico mientras que “Nombre de comando + /?” nos mostrará todos los modificadores y posibilidades del comando.

    Assoc. La mayoría de los archivos de Windows están asociados con un programa específico asignado para abrir el archivo por defecto. Este comando muestra o modifica las asociaciones de las extensiones de archivos.

    Chkdsk. Comprueba el estado de un disco duro/partición/volumen y muestra un informe de estado. Corrige errores del disco o encuentra sectores dañados y recupera información.

    Driverquery. Los controladores de dispositivos se encuentran entre el software más importante instalado en el PC. Su eliminación o mala instalación es constante fuente de problemas. Este comando lista todos los que tienes en la máquina, su nombre, tipo de controlador, fecha de vínculo o directorio donde está instalado.

    Powercfg. Potente comando para la gestión energética del equipo. Estados de ahorro energético, suspensión o hibernación. Crea un informe detallado del consumo de energía en un PC que permite conocer un fallo por este motivo. Windows 8 ha añadido un modificador que proporciona un análisis detallado del uso de la batería de un portátil, capacidad, estado de carga o ciclos de recarga.

    Shutdown. Apaga, reinicia o hiberna el equipo local. Tiene un montón de modificadores para planificar en tiempo el apagado o reinicio, un cierre de sesión además de forzar el apagado de aplicaciones. También se usa para documentar un cierre inesperado del sistema.

    Sfc. Examina la integridad de todos los archivos de sistema protegidos y reemplaza las versiones incorrectas por las correctas de Microsoft. El comando verifica archivos dañados o que falta, reemplazándolos automáticamente utilizando copias en caché del sistema.

    Systeminfo. Muestra información de la configuración del sistema operativo de un equipo local o remoto, incluyendo niveles de Service Pack. Informa del procesador instalado, la memoria RAM física y virtual usada y disponible, la BIOS, el fabricante de la placa base, así como la versión del sistema operativo utilizada y todas las actualizaciones instaladas.

    También hay grupos de comandos especializados en determinadas tareas como las destinadas a redes, proporcionando una capacidad de gestión e información que simplemente no existe en otro lado del sistema operativo. Los más útiles en este apartado son:

    Ipconfig. Es uno de los comandos para redes más útiles. Informa de los valores de configuración de red TCP/IP actuales y actualiza la configuración del protocolo DHCP y el sistema de nombres de dominio (DNS).

    Ping. Prueba el estado de la comunicación del host local con uno o varios equipos remotos de una red IP. Por medio del envío de paquetes ICMP, diagnostica el estado, velocidad y calidad de una red determinada.

    Tracert. Permite conocer los paquetes que vienen desde un host (punto de red). También se obtiene una estadística del RTT o latencia de red de esos paquetes, ofreciendo una estimación de la distancia a la que están los extremos de la comunicación.

    Pathping. Combina la utilidad de ping y tracert. Es más informativo, por lo que tarda más tiempo para ejecutar. Después de enviar los paquetes a un destino determinado, se analiza la ruta tomada y se calcula la pérdida de paquetes y proporciona detalles entre dos host.

    Getmac. Obtiene la mac del equipo donde se ejecuta. La dirección MAC es un identificador de 48 bits determinado y configurado por el IEEE y el fabricante (24 bits cada uno). Conocida también como dirección física es única para cada dispositivo.

    Nslookup. Se emplea para conocer si el DNS está resolviendo correctamente los nombres y las IPs. También nos permite averiguar la dirección IP detrás de un determinado nombre de dominio. Si deseas convertir una dirección IP en un nombre de dominio, sólo tienes que escribirlo en el navegador y ver a dónde conduce.

    Netstat. Comando potente que muestra estadísticas de la red y permite diagnósticos y análisis. Por defecto, muestra un listado de las conexiones activas de una computadora, tanto entrantes como salientes. Incluye el protocolo en uso, las tablas de ruteo, las estadísticas de las interfaces y el estado de la conexión.

    Netsh. Sinónimo de shell de red, permite modificar, administrar y diagnosticar la configuración de una red, con más detalle y potencia que los anteriores. Un comando avanzado que ofrece un montón de opciones utilizando sus modificadores y que como ejemplo, permite cambiar el DNS primario y secundario de un equipo.

    Utilidades para manejar la consola de Windows

    Los anteriores son solo una muestra de las posibilidades de esta línea de comandos de Windows, cuyo manejo podemos potenciar con una serie de trucos o manejos como los que te ofrecemos:

    1. Usa las teclas de función. La mayoría de las teclas de función (F1 a F9) cumplen una función en la consola de Windows:

    • F1: Vuelve a escribir el último comando utilizado, carácter por carácter por pulsación.
    • F2: Pregunta por un carácter, luego vuelve a escribir el último comando utilizado hasta la primera aparición de ese caracter.
    • F3: Vuelve a escribir completamente el último comando utilizado.
    • F4: Solicita un carácter, luego borra todos los caracteres en el comando actual, comenzando desde la posición del cursor hasta la primera aparición del carácter solicitado.
    • F5: Vuelve a escribir completamente los comandos utilizados anteriormente, pero no se activa.
    • F6: Tipos ^ Z en el comando actual.
    • F7: Presenta un menú de comandos utilizados anteriormente.
    • F8: Reescribe completamente los comandos usados ??anteriormente.
    • F9: Vuelve a escribir completamente un comando utilizado previamente, que corresponde al número en el menú presentado por F7.

    2. Ve el historial de comandos. Cuando quieras ver todos los comandos que has escrito desde el comienzo de la sesión, puedes utilizar la orden “doskey /history”. Doskey es una utilidad proporcionada por Microsoft con varias funciones, una de las cuales es el historial de comandos. Básicamente es lo mismo que presionar F7, pero además, permite guardar, alimentar o manipular la salida de información.

    3. Repite un comando anterior. Si necesita recuperar un comando anterior, ya sea para repetirlo o modificarlo, todo lo que tiene que hacer es presionar la tecla de flecha hacia arriba de tu teclado. Si continúas presionándolo, seguirá repitiendo comandos anteriores empezando por el más reciente. Funcionalmente es parecido a utilizar la tecla F8 excepto por una diferencia: la flecha arriba coloca el cursor al final del comando mientras que F8 coloca el cursor al inicio del comando.

    4. Ejecuta varios comandos a la vez. Si necesitas ejecutar múltiples comandos, pero cada uno de ellos requiere mucho tiempo de ejecución, puedes adelantarte con la orden “cd C: && echo…”. Los comandos se ejecutarán en el orden en que los escribiste, comenzando desde la izquierda hasta la derecha de la consola. Los nuevos comandos no se ejecutan hasta que van terminando los anteriores.

    5. Cancela un comando en ejecución. Si alguna vez ejecutas un comando y tarda demasiado tiempo en ejecutarlo, puedes detenerlo pulsando “Ctrl + C”. Una función también útil cuando quieres detener una aplicación o servicio.

    6. Visualiza información, página por página. La mayoría de los comandos de Windows producen salida de información en la pantalla. A veces, muestra una cantidad de información enorme que incluso queda inaccesible aunque te desplaces hacia arriba. Con la orden “[command with output] | more” conseguimos que la consola muestra la información página por página, pasando de una a otra con la pulsación de la tecla de barra espaciadora.

    7. Filtra la salida de un comando. Si el resultado de un comando es detallado y necesitas encontrar una línea o instancia particular de una palabra, puedes filtrar el resultado con la orden “[command with output] | find “query”. El filtro de búsqueda se aplica línea por línea, por lo que devolverá todas las líneas que incluyan el texto de la consulta.

    8. Copia la salida de un comando. Si buscas ayuda para solucionar un problema del sistema, puedes necesitar sacar la información a una herramienta externa. Y es engorroso si no utilizas una orden como “[command with output] | clip” que copia la información al portapapeles. Desde ahí, con la orden típica “Control + V”, puedes copiarla donde quieras.

    9. Guarda la salida de un comando. Si tu intención es guardar el resultado de un comando en un archivo, puede usar el método anterior o directamente enviarlo a un archivo con la función “[command with output] > filename.txt”. El archivo de texto se guardará en la ubicación del símbolo del sistema que estés usando, aunque puedes guardarlo en cualquier otra fijando la ruta completa “… C:\folder\filename.txt)”.

    10. Arrastra y suelta archivos. Si estás trabajando con archivos en un directorio profundamente anidado y necesitas sus nombres de ruta completos para un comando, tienes algunas opciones. Puede escribirlos manualmente. Puedes copiar la ruta desde la barra de direcciones del Explorador de archivos y luego escribir el nombre del archivo. O simplemente puede arrastrar y soltar el archivo directamente en el símbolo del sistema.

    Los comandos y trucos anteriores sólo son una muestra de las grandes posibilidades de esta línea de comandos de Windows, ya que sumando los modificadores son centenares las tareas de todo tipo que podemos realizar. Para el que quiera más, Windows ofrece otra interfaz de consola (CLI) denominada PowerShell, más potente e interactiva que el símbolo del sistema.

    Aunque algunas de sus funciones pueden ejecutarse desde la interfaz gráfica de manera más sencilla e intuitiva, usuarios medios y avanzados con cierto conocimiento pueden sacar grandes resultados de ellas.

Situaciones en las que el modo incognito de los navegadores es de gran utilidad

Podríamos empezar diciendo que el modo incógnito que podemos encontrar en la mayoría de los navegadores web que usamos hoy en día, suele ser tomado como una función de la que echamos mano al llevar a cabo actividades en Internet algo embarazosas.

No es necesariamente así, ya que este es un sistema de funcionamiento que se integra en los actualmente tan usados navegadores que nos puede ser de gran ayuda en determinados casos, como vamos a ver a continuación. A pesar de las preocupaciones relativas a la privacidad y seguridad que hay en estos momentos a la hora de navegar por Internet, recalcar que el modo incógnito no nos hace invisibles ni indetectables, para intentar lograr eso hay que usar otras herramientas como las VPN (red privada virtual) o hacer uso de la red Tor, por ejemplo.
El modo incógnito es una característica integrada en casi todos los navegadores de Internet que básicamente permite a los usuarios navegar por la web de forma algo más anónima de lo normal. Esto no oculta nuestra actividad en Internet, que no nos lleve a confusiones, es decir que no oculta nuestras actividades ni a nuestro proveedor de Internet, ni a cualquier otro que esté «vigilando».

Lo que hace es que borra nuestro historial de navegación y búsqueda una vez que terminemos la sesión, además de eliminar cualquier cookie que hayamos almacenado. Aunque el proveedor de Internet vea todo lo que hacemos, otras personas que tengan acceso al dispositivo o a la conexión lo tendrán más complicado. Este modo se presta a sesiones de navegación potencialmente embarazosas, por lo que en resumidas cuentas, nos ayuda en situaciones en las que queramos ocultar nuestros movimientos en la Red.

Hacer compras privadas

Si somos varios los que hacemos uso del equipo en casa, es posible que, por ejemplo, al hacer las compras navideñas que se van acercando, on-line, queramos ocultar estas actividades al resto, para lo que el mencionado modo incognito nos será muy útil.

Y es que el seguimiento que los portales comerciales hacen de nuestra navegación cada vez es mayor, además de quedar todo ello registrado en el historial de búsqueda, así como las tiendas on-line visitadas, ya que pueden quedar expuestas a través del rellenado automático de la barra de búsqueda del navegador, lo que evitamos al usar este sistema.

Usar varias cuentas de correo electrónico al mismo tiempo

Cualquiera que tenga varias cuentas de correo sabe que puede ser molesto administrarlas todas al mismo tiempo, ya que normalmente al intentar usar varias cuentas de estas de un mismo proveedor, por ejemplo, Gmail, en ocasiones tenemos que salir de una para poder acceder a la otra. Pero usando el modo incógnito evitamos esta situación, ya que permite permanecer conectado a una cuenta, al mismo tiempo que comprobamos otra abriendo una sesión de incógnito en otra ventana.

Ver vídeos en YouTube

El portal de vídeos, YouTube, realiza un seguimiento de toda nuestra actividad en la plataforma, lo que le permite ofrecernos contenidos recomendados en función de los hábitos de visualización. Aunque esto es beneficioso para el sitio como tal, ya que asegura que pasemos más tiempo en su plataforma, el usuario no siempre desea ser relacionado con determinados contenidos visitados en un momento determinado.

Para evitar que esto suceda, no tendremos más que visitar el portal de vídeos streaming en modo incognito, por lo que los contenidos visitados de esa manera, no afectarán a nuestra cuenta de usuario.

Usar computadoras públicas

Ya sea en el trabajo, en tu centro de estudios, en una biblioteca, o en casa de un amigo, solemos echar mano de dispositivos que no son nuestros para navegar por Internet y acceder a todo tipo de servicios y suscripciones como si estuviésemos usando nuestro propio equipo, lo que es un grave error. Más si estas sesiones requieren del uso de nombres de usuario y contraseñas personales, ya que la introducción de esas credenciales en equipos públicos no es lo ideal. Por tanto y para evitar posibles problemas, lo mejor es usar en modo incógnito.

Esto elimina todos los datos asociados con esa sesión en particular, por lo que ninguna de nuestras credenciales se guardará en ese equipo en concreto para más adelante.

Consultas de temas delicados en Internet

En el supuesto de que seas algún tipo de escritor, periodista o investigador que tenga que realizar búsquedas en la Red acerca de temas un tanto delicados, es posible que no deseemos que, a pesar de nuestras buenas intenciones, estas cosas queden reflejadas en nuestro historial de búsquedas. Por tanto cuando estemos llevando a cabo este tipo de trabajos, lo más recomendable es que abramos una sesión de incognito y así mantener nuestro historial «limpio».

Reserva de vuelos

Hace tiempo se sospecha que las aerolíneas y agencias de viajes on-line aumentan los precios basándose en las cookies de nuestro navegador. Por tanto, se habla de que estas aerolíneas y agencias pueden ver nuestro historial basado en las cookies almacenadas y, si buscamos el mismo vuelo una y otra vez, suben o el precio para presionarnos a adquirir el billete cuanto antes.

Si realizamos estas búsquedas de vuelos en modo incognito, sean ciertas o no estas sospechas, las evitamos por completo, ya que evitamos cualquier rastreo potencial realizado por estas empresas, lo que podría ahorrarnos un dinero.

Fuente de alimentación, todo lo que debes saber

La fuente de alimentación es uno de los componentes más importantes que forman parte de una computadora, ya que se encarga de alimentar a todo el hardware que da vida al mismo y si ésta falla podríamos tener problemas muy graves.

No sería la primera vez que una fuente de alimentación con una potencia insuficiente falla y se lleva por delante algún componente. Si esto ocurre tendremos que cambiar la fuente y el componente deñado, aunque se han dado casos extremos en los que la fuente ha dañado casi todo el sistema.

Para evitar esto es importante evitar el uso de una fuente de alimentación que sea inadecuada para el sistema que queremos montar. No solo debemos tener en cuenta la potencia de la fuente, sino su capacidad real, su amperaje, su eficiencia y los conectores que trae. Todo esto debe ser correlativo a las necesidades reales del equipo que va a alimentar.

Esto es clave y debemos tenerlo muy en cuenta. Por ejemplo, para un equipo que va a tener un consumo de apenas 150 vatios no necesitamos recurrir a una fuente de 500 vatios con certificación 80 Plus Oro, es absurdo, tanto que puede que al fuente acabe costando más que todo el equipo. El equilibrio es básico a la hora de montar una computadora y afecta sin excepción a todos y cada uno de los componentes.

¿Qué problemas puede dar una fuente de alimentación inapropiada?

Si hemos montado una fuente de alimentación que no es la adecuada para una configuración determinada puede que la computadora arranque y que todo parezca funcionar correctamente. Es normal, los requisitos de un equipo para arrancar son muy bajos y el consumo de energía en el escritorio de Windows o de cualquier otro sistema operativo son relativamente mínimos, pero cuando empezamos a mover aplicaciones éste se disparará y es ahí cuando pueden empezar los problemas.

Podriamos agrupar en tres puntos los problemas más comunes que evidencian que la fuente de alimentación falla o que no es capaz de suministrar la potencia que necesita el equipo:

  • Rendimiento pobre o demasiado bajo en relación a los componentes. Por ejemplo un equipo de gama alta que no es capaz de mover juegos en 1080p con 60 FPS estables.
  • Apagones, reinicios o bloqueos espontáneos del sistema que no tengan otra explicación razonable.
  • Ruido excesivo y tirones o pérdidas de rendimiento frecuentes, sobre todo al utilizar aplicaciones exigentes.

Claves para elegir bien tu fuente de alimentación

Si quieres acertar en la elección de tu nueva fuente de alimentación tienes que partir de tres grandes conceptos: potencia, amperaje y eficiencia, todos ellos deben ir asociados al resto de componentes del equipo, fundamental para conseguir ese equilibrio al que hicimos referencia.

Potencia y amperaje: La potencia se mide en vatios y es el principal criterio que se sigue a la hora de elegir una determinada fuente de alimentación para el equipo. Claro que es un valor a tener en cuenta, pero el problema es que en muchos casos no se visualiza de forma realista y tampoco se complementa de manera apropiada con el amperaje, y las consecuencias de esto pueden ser nefastas

La Radeon RX 480 de AMD fue un claro ejemplo esta problemática. Dicha tarjeta gráfica requería una fuente de alimentación de 500 vatios pero necesitaba un amperaje bastante alto en el carril de 12V que no se encuentra habitualmente en modelos de gama baja. Muchos usuarios que actualizaron a dicha tarjeta gráfica tuvieron problemas por asociarla a una fuente de 500 vatios que no cumplía con los requisitos de amperaje.

Como hemos anticipado en las tarjetas gráficas el amperaje necesario se mide indicando el necesario en el carril de 12 voltiosNormalmente va de los 16 amperios de los modelos más eficientes hasta los más de 40 amperios de las soluciones más potentes. Siempre debemos asociar el requisito de potencia al de amperaje cuando vamos a montar una computadora con una tarjeta gráfica dedicada, ya que de lo contrario estaremos comprometiendo no solo el rendimiento real y la estabilidad del sistema, sino también la integridad del mismo.

Eficiencia: es un concepto que en fuentes de alimentación se define como la energía eléctrica perdida en forma de calor que se produce por el propio trabajo de dicho componente, es decir, la potencia que pierde como consecuencia natural de su propio funcionamiento.

Actualmente esto se utiliza en las certificaciones 80 Plus, que se dividen de la siguiente forma:

  • 80 PLUS: 80% de eficiencia.
  • 80 PLUS Bronce: 82% de eficiencia.
  • 80 PLUS Plata: 85% de eficiencia.
  • 80 PLUS Oro: 87% de eficiencia.
  • 80 PLUS Platino: 89% de eficiencia.
  • 80 PLUS Titanio: 90% de eficiencia.

Fuente de alimentación y tarjetas gráficas

Como hemos dicho la potencia y el amperaje son los dos aspectos clave que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una fuente de alimentación. Si vamos a montar una tarjeta gráfica es habitual ver que el fabricante asocia un determinado requisito como fuente de alimentación expresado en vatios, y puede añadir determinados conectores de alimentación adicionales.

No suele ser frecuente que indiquen claramente el amperaje necesario, y tampoco concretan que la potencia de la fuente se indica como estimación del consumo total de un equipo medio. Por ejemplo, una GTX 1080 requiere una fuente de 500 vatios y un 32 amperios en el carril de 12. Esto no quiere decir que dicha tarjeta gráfica consuma 500 vatios, sino que es una valoración media de la potencia necesaria para integrarla en un equipo medio.

Siguiendo con la GTX 1080 de referencia tiene un consumo medio en juegos de 168 vatios y un pico máximo de 190 vatios. Como vemos dista bastante de esos 500 vatios, que como anticipamos se refieren al consumo total del equipo.

Cancelación con aceptación de un CFDI dentro de Aspel-SAE 7.0

Todo proceso fiscal tiene un Fundamento legal, para este caso se encuentra en:

*Artículo 29-A del Código Fiscal de la Federación.

*Reglas 2.7.1.38 y 2.7.1.39 de la Resolución Miscelánea Fiscal vigente.

Por lo tanto, para llevar a cabo una cancelación de comprobantes de tipo ingreso, existen 2 procesos :

  • Cancelación con  aceptación.
  • Cancelación sin  aceptación.

En el presente documento daremos a conocer la cancelación con aceptación, y para ello se deberán de seguir los pasos descritos a continuación:

  1. Actualizar  sistema al último reinstalable.
  1. Configurar el proveedor de cancelación dentro de parámetros del sistema.
  2. Consultar los documentos emitidos.
  3. Generar la petición de cancelación.
  4. Verificar la respuesta de la petición de cancelación.
  5. Visualizar el acuse del movimiento de cancelación.

A continuación se ejemplificara cada proceso de manera mas detallada.

  • Actualiza el sistema a su último reinstalable.

Se debera de validar que su sistema este actualizado.

  • Configurar el proveedor de cancelación

Para este proceso se deberá ingresar a:

Menú Configuración/ Parámetros del sistema/ Facturación electrónica.

En  esta  ventana  deberás   de  dar   clic   en  la  pestaña  de  Configuración   de comprobantes y después en la pestaña Servicio de cancelación se tendrán que llenar los campos del tipo de proveedor, usuario y contraseña, al termino del llenado se tiene que probar la conexión el cual deberá de lanzar la ventana de “Conexión exitosa”

3.    Consultar los documentos desde el Menú Ventas/ Facturas .

En este apartado podrás consultar los comprobantes:

4.    Generar la petición de cancelación   desde el Menú Ventas/ Facturas .

Para realizar esta petición, se tiene que seleccionar el documento que se desea cancelar y dar clic en el icono Cancelar. A continuación mostrará la información de la factura, a la cual se dará nuevamente clic en el botón de Cancelar y mostrará un mensaje para confirmar la cancelación.

 Si la factura contiene CFDI’S relacionados no se podrá cancelar el documento y mandará el siguiente mensaje.

Cuando se genera la cancelación, mostrará un mensaje de advertencia en el cual nos indica que está En espera de aprobación. Posterior a la petición de cancelación, el sistema le permite emitir el “acuse de solicitud de la cancelación”, mismo que podrá enviar por correo electrónico a su cliente.

5.    Verificar la respuesta de la cancelación desde el Menú Ventas/ Facturas .

En este paso es necesario esperar la respuesta por parte del receptor por un lapso máximo de 72 hrs hábiles a partir de la emision de la solicitud. Pasado este tiempo se podrá consultar dicha respuesta dando clic en el icono de “Verifica Cancelación”. Al presionar clic en este icono, nos indica la respuesta obtenida por parte  del receptor que puede ser “ Autorizada, Rechazada o En proceso”.

Una vez obtenida la respuesta de la petición y esta sea aceptada por el receptor, podrás obtener el acuse de la cancelación del comprobante, tal como se muestra a continuación:

MicroSD, elegir la tarjeta ideal para tus necesidades

MicroSD es un formato de memoria flash desarrollado por SanDisk en 2005, que esta presente en millones de unidades, tanto productos profesionales como de consumo que necesiten las ventajas de una solución de almacenamiento externo y extraible.

MicroSD es la variante más pequeña en tamaño de la especificación de tarjetas de memoria SD. Su tamaño reducido a 15×11×1 mm y su lanzamiento coincidiendo con la explosión de ventas de móviles inteligentes, permitió una extensión masiva y en muchos casos las convirtió en imprescindibles para aumentar la capacidad de almacenamiento del propio dispositivo.

El aumento de capacidad interno de las gamas medias y altas de móviles inteligentes ha provocado su eliminación en algunas series, si bien su presencia e importancia sigue siendo destacada en smartphones y en otros muchos dispositivos como cámaras fotográficas, tablets, GPS, consolas portátiles y un sin fin etc.

Repasamos las características que debes conocer para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Formatos microSD

Igual que la norma general de tarjetas SD se divide en tres formatos (SD, SDHC y SDXC) las tarjetas microSD se han comercializado en estas variantes. Y es lo primero a valorar en la compra porque no son compatibles con todos los dispositivos, si bien en la actualidad la tercera es la más extendida y utilizada.

  • microSD: La más antigua. Tienen una capacidad de hasta 2 Gbytes y se pueden utilizar en cualquier ranura microSD.
  • microSDHC: Tienen una capacidad superior a los 2 GB y hasta 32 GB. se puede utilizar en dispositivos que soporten SDHC y SDXC.
  • microSDXC: Son las más modernas y la referencia de compra siempre que el dispositivo la soporte porque solo son compatibles con hardware SDXC. Su capacidad varía desde 32 Gbytes a unos impresionantes 2 Tbytes. Es el máximo teórico de la norma, si bien, hasta ahora, el máximo ofertado por la industria es de 512 Gbytes.

Rendimiento Mínimo – “Clase”

Los responsables de la especificación parece que se empeñaron en complicar las cosas y también a la hora de elegir la tarjeta tenemos que tener en cuenta que el rendimiento sea suficiente para el uso al que vamos a destinarla. Afortunadamente es fácil de distinguir a base de unos números insertos en un semicírculo que designan la “Clase”. Debe venir impreso en todas las tarjetas que compremos:

Conviene destacar que estos números no designan el rendimiento real o máximo sino la velocidad mínima en Megabytes por segundo que en modo escritura es capaz de soportar la tarjeta. Aunque no es lo habitual, técnicamente es posible que la velocidad máxima en lectura de una tarjeta Clase 2 superara a una Clase 4. Para no liarnos, intenta elegir siempre la Clase 10. La velocidad mínima en escritura soportada de cada clase es:

  • Clase 2: Al menos 2 MBps.
  • Clase 4: Al menos 4 MBps.
  • Clase 6: Al menos 6 MBps.
  • Clase 10: Al menos 10 MBps.

Rendimiento Máximo – “UHS” y “A”

Complicando la elección aunque mejorando la velocidad del formato ante las necesidades de nuevas aplicaciones como la grabación 4K, la asociación normalizó la interfaz (UHS) que mejora la velocidad de datos. Las dos versiones de UHS son UHS-I (con velocidades de bus de hasta 104 Mbps) y UHS-II (hasta 312 Mbps) que definen la velocidad máxima en lectura de la tarjeta.

Por ello verás impreso en las tarjetas “I” para UHS-I o “II” para UHS-II. Como las anteriores referidas a la Clase, cada tarjeta que soporte este formato también debe incluir impreso la velocidad mínima en escritura soportada, en este caso los números 1 o 3 inserto en una U, como verás en la imagen:

En cuanto a la velocidad mínima en escritura es la siguiente:

  • U1: Al menos 10 MBps.
  • U3: Al menos 30 MBps.

La última novedad a conocer es la norma microSD A2, con un salto de rendimiento especialmente en velocidades aleatorias. Las microSD A2 tarjetas están certificadas con la especificación App Performance 2 y utilizan el bus UHS-I. En velocidades aleatorias no ofrecen una mejora significativa frente a las a1, pero sí en lecturas/escritura secuenciales, lo que debe mejorar sensiblemente el uso de aplicaciones en los dispositivos donde se incluyan.

Su principal ventaja sobre la norma “A1” es que cuadriplican el mínimo en lecturas/escrituras aleatorias (4.000/2.000 IOPS) y ofrecen transferencias de datos de hasta 100 Mbytes por segundo. Se comercializarán en capacidades de almacenamiento desde 32 a 500 Gbytes.

Velocidad nominal y relativa

La mayoría de fabricantes citan la velocidad máxima en modo lectura que sus tarjetas son capaces de alcanzar. Las velocidades se basan en pruebas internas del fabricante por lo que en la mayoría de los casos en prueba real serán algo más discretas. Aún así puede servirte de referencia. Se indica en MB/s y viene indicado en el anuncio publicitario de la tarjeta, en el manual técnico del mismo o en el envoltorio de la tarjeta. No es obligatorio señalar este dato de velocidad como sí lo es el formato y la Clase que vimos arriba.

Más complicaciones con la “velocidad relativa”. Algunos fabricantes usaban la velocidad de transferencia original del formato CD (150 KBps) para mostrar la velocidad de la tarjeta. Así, podríamos ver algo como “2x”, 4x” y así sucesivamente. Una “100x” correspondería a una velocidad de 15 MBps. Ya no suelen utilizarse pero por si te topas con alguna que sepas de qué va.

¿Que tarjeta microSD adquiero?

Hablando de rendimiento dependerá mucho del dispositivo donde vayas a utilizarla y del tipo de aplicaciones a usar. No tiene nada que ver su uso en un GPS donde necesitamos extender el almacenamiento y poco más que en una cámara para grabación de vídeo que sí exige tarjetas más rápidas. La siguiente imagen de Panasonic con recomendación de uso puede darte una idea de las necesidades de grabación de vídeo en distintas calidades hasta llegar al 4K. tratandose de consumo porque en el mercado profesional se utiliza otro tipo de tarjetas.

Respecto a la capacidad de almacenamiento también dependerá de las necesidades del usuario. Pero este apartado es más sencillo de elegir y la oferta es amplísima. El mínimo actual que ofrece la industria es de 8 Gbytes de capacidad de almacenamiento y ya cuesta encontrarlas. No compres nada inferior si tu dispositivo lo soporta porque no merece la pena por precio y por rendimiento ya que suelen ser más lentas.

MicroSD resistentes

Especialmente dedicadas a profesionales o usuarios que necesiten tarjetas de memoria de alta durabilidad, hay algunas series especializadas para ofrecer la máxima resistencia, protección contra el agua, el polvo o los rayos X de aeropuertos, además de  software de recuperación de datos.

Cuidado con las falsificaciones

Hace unos años, un ingeniero de SanDisk declaró que una tercera parte de las tarjetas vendidas bajo su marca eran falsificaciones. Cuidado con ello, que no ofrecen ni la velocidad ni la capacidad prometida. Puedes utilizar aplicaciones como H2testw para Windows o F3 para Mac and Linux, para chequear si una tarjeta es genuina.

SD Express: la revolución para el futuro

La gran novedad para el futuro de las microSD fue anunciada el pasado verano y lleva por nombre SD Express, una nueva norma que llevará a las tarjetas externas y extraíbles a otro nivel en rendimiento y capacidad.

La nueva versión, SD Express (norma SD 7.0), espera elevar el estándar a un nuevo nivel utilizando la interfaz PCIe 3.0 y el protocolo NVMe v1.3, los mismos que emplean otros productos de almacenamiento como las SSD. Bajo PCIe, una SD Express alcanzará un rendimiento en transferencia de datos superlativo de hasta 985 Mbytes por segundo en modo lectura.

Además, la capacidad máxima de almacenamiento en tarjetas de memoria SD crece de 2 TB con SDXC a los 128 Tbytes que podrá ofrecer como capacidad máxima las nuevas SD Express Ultra Capacity (SDUC).  Las nuevas tarjetas SD Express se ofrecerán inicialmente en formatos SDUC, SDXC y SDHC. Ya están siendo probadas por los fabricantes, pero aún no se conocen fecha de lanzamiento, modelos y precios.